Tipos de obesidad

La Obesidad Mórbida

Es un peligroso tipo de obesidad que a menudo trae complicaciones médicas. Su mayor diferencia respecto a la obesidad es que normalmente no puede ser controlada con dietas y ejercicios, requiere intervención médica en forma de medicamentos y cirugías.

Una persona que sufre obesidad mórbida debe buscar asistencia médica inmediatamente. En la mayoría de los casos, la obesidad mórbida es el resultado de ignorar la obesidad por muchos años y mantener un estilo de vida que no sólo mantiene, sino que promueve el aumento de peso.

El resultado final es una persona con obesidad severa, quien se vuelve susceptible a todos los problemas relacionados con la obesidad y no puede perder peso a través de los métodos convencionales. Igualmente los pacientes de obesidad mórbida tienen mayor tendencia a desarrollar diabetes y enfermedades cardíacas, y aumentan el riesgo de morir a edades tempranas.

Las intervenciones quirúrgicas son por lo general la única opción para combatir la obesidad mórbida. Cambios en la dieta lo único que generan es el posterior recobro del peso perdido, pero trayendo consigo otras complicaciones.

Obesidad Abdominal

No te tomes a la ligera esa grasa extra que tienes alrededor de la cintura, ella puede llegar a afectar tu salud muy seriamente.

Problemas pulmonares

Según estudios científicos, existe una relación entre el funcionamiento de los pulmones y la obesidad abdominal o adiposidad abdominal. Mientras mayor sea la obesidad, especialmente la obesidad abdominal, mayores son los problemas pulmonares. Es por esto que las mujeres con cinturas de gran circunferencia sufren comúnmente de problemas pulmonares.

Enfermedades cardiovasculares

La grasa abdominal rodea órganos vitales, lo que conlleva a la formación de coágulos de sangre en los vasos sanguíneos, poniendo tu salud en riesgo de sufrir un ataque al corazón o un derrame cerebral a causa de los vasos obstruidos. Es por esto que la obesidad abdominal es uno de los principales factores en el desarrollo del síndrome metabólico, que a su vez es un importante factor de riesgo en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

Cáncer de Colon

Según estudios realizados, las mujeres que desarrollan obesidad abdominal tienen mayor riesgo de desarrollar cáncer de colon. Se estima que una hormona relacionada con las células grasas, llamada leptina, puede ser la causante, al igual que la falta de ejercicio físico, lo que es común entre las personas que padecen obesidad abdominal.